miércoles, 23 de marzo de 2011

PENSAMIENTO IMAGINATIVO



PENSAMIENTO IMAGINATIVO

PENSAMIENTO ANALÍTICO
Es el tipo de pensamiento que más utilizamos para plantear y resolver problemas y para tomar decisiones. Podríamos describirlo como nuestro pensamiento. Hemos sido entrenados, desde nuestra infancia, para automatizar e hipertrofiar sus principios, sus mecanismos y sus procedimientos; los cuales, utilizamos de forma constante y automática. Esa híper-utilización de este tipo de pensamiento, que nos sirve de gran ayuda, en innumerables ocasiones, también nos produce, a su vez, efectos no deseados, que pueden llegan a representar más inconvenientes que ventajas. Hay que cambiarle el nombre al pensamiento analítico para poder entender el funcionamiento y las posibles complicaciones del pensamiento. Se puede decir que el pensamiento analítico es una denominación construida a partir de las dos primeras letras de cada una de sus tres características basales: Analítico, Lineal y Convergente. Describamos cada una de esas tres características y el alcance de sus interacciones, para aproximarnos a la compresión global de esta (rebautizada) tipología de pensamiento.
El pensamiento analítico. Se centra en las partes antes que en el todo; disgrega, intentando entender el significado específico de cada uno de los aspectos parciales; se interesa mucho más por los elementos que por las relaciones; y equipara la explicación del todo, a la agregación, por suma, de la explicación de cada una de las partes. Lineal y convergente.
PENSAMIENTO LINEAL
Sigue una secuencia establecida no genera saltos cuantitativos donde se aplica la lógica de manera directa y progresiva utilizando estrategias para llegar a la solución donde se emplean cuestiones de índole científico y técnica.
Pensamiento convergente. Es el tipo de pensamiento es un pensamiento orientado a la solución de un problema, no indaga en escenarios alternativos y excesivamente orientado a calcular, operar y a aplicar. Donde se escogen entre muchas opciones para alcanzar una solución donde nada más se obtiene una respuesta. EJEMP 2+2 4
Cuestiones fundamentales que lo definen y de los inconvenientes más sobresalientes que su aplicación automática genera:
1 Muestra excesiva preocupación por la respuesta.
2 Obedece a patrones automatizados y fuertemente establecidos.
3 No se admiten segunda percepciones ni opiniones alternativas.
4. Obedece a patrones culturales interiorizados y automatizados durante décadas a lo largo de nuestras vidas, contra los que es especialmente difícil luchar.
5 percibir cómo ?trampas? los enunciados que no se ajustan a su funcionamiento.
6 Es ?Cartesiano? y ?Newtoniano?: se centra en aquella parte de la realidad que puede controlar y representar, olvidando (cuando no rechazando intensa y obstinadamente) explicaciones alternativas.
7. Es, ciertamente, el tipo de pensamiento más establecido, más entrenado, más exigido, más utilizado, y posiblemente, el que más nos ayuda a resolver. Por eso, ha acabado siendo ?el pensamiento por defecto?, e incluso, para algunas personas, ?el pensamiento único? Suele ser el que genera los mayores errores cuando se aplica en el escenario inadecuado, el que nos impide analizar el entorno para determinar la estrategia cognitiva correcta, y el que nos impele a culpar al enunciado del problema antes que a replantear nuestra modalidad de pensamiento.

EL PENSAMIENTO LATERAL
Se desarrolla en el hemisferio derecho del cerebro es analógico a temporal y no secuencial donde se emplea diferentes esquemas para llegar a la solución de un problema a la hora de conseguir nueva alternativas. El principal obstáculo es la necesidad de que todas las fases del pensamiento sean correctas y organizadas. El humor es una de las fuentes más interesantes para desarrollar el pensamiento lateral (y para vivir). Siempre que contamos un chiste, nuestras palabras evocan un escenario que suele ser completado en una dirección habitual y prototípica (de forma inconsciente y automática) por aquel que está

escuchando. Sin embargo, en alguna parte de la narración (en una parte estratégica, si es un buen chiste), el escenario imaginado resultará incompatible con cierta información específica que acontecerá en el desarrollo de la historia. Este hecho, obligará a reinterpretar los supuestos contextuales y a construir un nuevo significado de lo que está sucediendo
La tipología de problemas que exigen la utilización del pensamiento lateral, son los llamados, en ciencia cognitiva, problemas (de resolución súbita). Es decir, problemas cuya solución emerge de forma espontánea.
Este tipo de problemas que acudiendo a las estrategias habituales son imposible de resolver un ejemplo lo que se nos pregunta no concuerda con nuestra lógica formal de repente, una vez que se ha desbloqueado el elemento que genera el secuestro, somos capaces de ver la solución (o la estrategia para llegar a ella) de inmediato.

En definitiva, podríamos argumentar que el pensamiento lateral es justo la alternativa natural al pensamiento ANLICO; es decir, la alternativa al pensamiento que empleamos, por defecto, de forma habitual y rutinaria, para resolver problemas y para tomar decisiones. Sin embargo, muy frecuentemente, solemos tener significativas, dificultades en la utilización del pensamiento lateral. Ello es debido a que los automatismos que hemos entrenado (deformado) desde la infancia, nos impiden o nos limitan su puesta en acción.
El pensamiento lateral, perspicaz o paralelo, puede estar orientado a construir escenarios novedosos y alternativos, relacionados con la creatividad, u orientarse específicamente a plantear y a resolver un problema determinado, definiendo él.
Veamos, a continuación, un detallado listado, contrapuesto al enunciado para el pensamiento ANLICO, que enumera y describe las características más relevantes y definitorias del pensamiento lateral:
1. Se preocupa tanto del planteamiento como de la resolución. No se centra exclusivamente en la respuesta.
2. Intenta no poner en marcha, de forma inmediata, patrones automatizados. Suele estar muy alerta para impedir o mitigar las deformaciones e interferencias producidas por los modelos mentales y los estereotipos cognitivos.
3. Procura no prejuzgar ni preestablecer escenarios por defecto. Contempla, analiza y valora las diferentes implicaciones que puede generar una alternativa en el planteamiento. Suele estar atento a las limitaciones en los procesos cognitivos para la resolución, e intenta aprender de los errores.
4. Tiende a contener la precipitación, la impaciencia y la urgencia. Sólo empieza a converger después de haber escrutado las posibles divergencias significativas (el planteamiento de miradas alternativas es una de sus características fundamentales).
5. Nunca se desencadena de forma reactiva o rutinaria. Se interesa por los matices e intenta establecer claramente las características basales del escenario, del entorno o del paradigma en el que tiene que actuar.
6. Lucha para no ser secuestrado por patrones culturales interiorizados y automatizados durante décadas a lo largo de nuestras vidas.
7. Procura no presuponer de forma injustificada, e intenta no realizar traslaciones y/o generalizaciones inconsistentes o no contrastadas.
8. Tiende a percibir los enunciados novedosos y/o alternativos como ?oportunidades? para mejorar en los mecanismos de resolución.
9. Su forma de funcionar no se reduce a mecanismos puramente ?Cartesianos? o ?Newtonianos?: tiende a buscar nuevos enfoques, procedimientos y explicaciones (no se centra, exclusivamente, en aquella parte de la realidad que puede controlar y representar).
10. Actúa de forma secuencial, divergente, paralela, aleatoria o global, según convenga. No tiende a dividir el problema en partes de forma automática, y se muestra interesado tanto en las peculiaridades específicas de los árboles como en las características genéricas del bosque.
11. Tiende a cambiar de estrategia de forma rápida y eficaz cuando es necesario. Procura superar los prejuicios que atenazan abordajes alternativos, replanteando, hasta donde convenga, la secuencia resolutiva.
12. Suele estar emparentado con procesos sutiles que también encontramos en la paradoja, la metáfora, la ironía y el humor. Por ejemplo, en el caso de este último, apuntar a un escenario (que se establece por defecto debido a la generación automática de modelos mentales), para, aprovechando algún tipo de giro (normalmente basado en la poli-utilización contextual del significado de algunas palabras, expresiones o conceptos), acabar resolviendo en otro escenario, diferente del primero, pero cercano y relacionado con el mismo.
13. Es un tipo de pensamiento intencional mucho menos establecido, entrenado, exigido, o utilizado, que el analítico. Sin embargo, es crucial para resolver problemas que presentan dificultades alternativas, más allá de la aplicación rutinaria de secuencias lógicas o matemáticas. Exige cierto nivel de perspicacia cognitiva y un salto creativo e innovador en algún momento del proceso resolutivo.


PENSAMIENTO DIVERGENTE
Cuando lo utilizamos no solamente podemos encontrar una guía para su solución si no múltiple forma de aclarar el problema y está en tu capacidad de madurez el escoger la que más te convenga y adaptarla al contexto especifico. Donde se da un problema con barias posibilidades de respuesta, abiertas a un enfoque e ideas variables ejemplo escoger una solución entre barias de un problema.
Esta forma de actuación mental se caracteriza por la búsqueda, ante un problema de las posibles e inhabituales soluciones. Como contrapuestos a los de convergente se requieren la producción de múltiples soluciones posibles más que una única respuesta correcta.
El pensamiento divergente es una actividad contenida en otra función del intelecto humano llamada imaginación, realizando algo nuevo desde cero, o lo mismo, de una manera distinta.
el pensamiento divergente lateral se mueve en varias direcciones en busca de la mejor solución para resolver problemas a los que siempre enfrenta como nuevos, sin mantener patrones de resolución establecidos, pudiéndose dar así una generosa cantidad de soluciones adecuadas en vez de encontrar una única y correcta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada